Hace unos años fue la famosa papilla del doctor Escribano que tomaban los jugadores del Sevilla en el descanso de los partidos, coincidiendo con la época dorada del club andaluz. Hoy se habla del secreto de Djokovic, el propio jugador serbio ha manifestado que en su alimentación se encuentra una de las claves para encontrarse bien en la pista y soportar el ritmo que le impone Rafa Nadal. ¿Tan importante es la alimentación de un deportista? ¿Nosotros, como jugadores de pádel, le prestamos la atención que requiere a la alimentación?
 El éxito del deportista radica en tres pilares básicos; el entrenamiento, la alimentación y el descanso. De los tres depende nuestro rendimiento en la pista. ¿Qué alimentos no pueden faltar en la alimentación de un jugador de pádel? ¿Cuál es el momento idóneo para tomar estos alimentos?
  La fuente más rápida de energía es el glucógeno muscular, éste es el principal combustible energético de nuestro organismo. Las patatas, los cereales, la pasta o el pan integral son alimentos ricos en carbohidratos complejos, necesarios para proporcionarnos la gasolina que vamos a utilizar durante los partidos. Estos alimentos son de asimilación lenta, por tanto, no pueden faltar en los días previos a un partido y en las 3 o 4 horas antes del mismo.
 Por otro lado,  nos encontramos con carbohidratos simples o de asimilación rápida, nos proporcionan energía rápidamente, como lo hacen las frutas, la miel o la mermelada. Estos alimentos son muy importantes tomarlos después de los partidos, para favorecer la recarga de glucógeno. También podríamos tomarlos en la comida previa a un partido, mezclándolos con carbohidratos complejos.
 No podemos obviar en nuestra alimentación las proteínas, éstas son las encargadas de construir y regenerar los tejidos, tan importante en los deportistas ya que son sometidos a desgastes importantes. Son alimentos ricos en proteínas la carne (preferible tomar aquellas menos grasas como el pavo y el pollo), el pescado, el huevo, los lácteos y las proteínas vegetales (la soja, legumbres, levadura de cerveza…). Estos alimentos debemos tomarlos después de los entrenamientos y de los partidos para favorecer la regeneración muscular.
 Un elemento importante en la dieta de un jugador de pádel son las grasas, fundamentales y necesarias, eso sí, hay que saber qué tipo de grasas podemos tomar y en qué cantidad. Son grasas necesarias para nuestro cuerpo las insaturadas (mono y poliinsaturadas) presentes en los aceites vegetales, en cambio, debemos reducir al máximo la ingesta de grasas saturadas, aquellas que se encuentran en bollería, carnes, yema de huevo, etc…
 El jugador de pádel debe basar su alimentación en estos tres pilares (hidratos de carbonos, proteínas y grasas), pero no debe olvidar la importancia de la hidratación (la hidratación en el pádel) y la correcta ingesta de vitaminas y minerales. Alrededor de un 60% de nuestra alimentación debe estar basada en los hidratos de carbono, con predominio de los complejos sobre los simples, un 15% de proteínas y un 25% de grasas. Estos porcentajes variarán en función de cada jugador.
 Espero con esta entrada le demos la importancia que tiene la alimentación en el deporte. Como hemos visto al principio una correcta alimentación, en función de cada persona, puede determinar el éxito o el fracaso en el deporte o en cualquier situación de la vida. De igual manera, hay que darle importancia a estar dentro de unos valores óptimos de peso (la importancia de estar en el peso ideal). En futuras entradas veremos, con ejemplos, cuál sería una buena alimentación (días previos, pre-partido, post-partido) para un jugador de pádel.